Archivos

Olas.

Observando las olas del mar me refleje en una en especial, la que venia de bien lejos pude ver como se fue levantando, mientras mas se acercaba perdía su fuerza pero en segundos de nuevo agarraba fuerza como empujando a otras que estaban débiles; esa ola me pareció única porque siguió avanzando para elevarle el vuelo en el mar a otras para que llegaran a su destino, la orilla del mar. Esa ola no llego a la orilla pero las demás si gracias a ella, sentí que esa ola grande y con carácter era mi madre que se levantaba de las adversidades y aun así seguía para ayudarnos a nosotros sus hijos a alcanzar nuestros sueños y metas con un buen empujoncito o esa patadita que nos motiva a seguir.

Anuncios

La playa. 1

Hoy me senté en la arena con los pies descalzos a esperar cada ola mansa que llegara y tocara mis pies, miraba al cielo junto al infinito del mar, veía como el viento empujaba cada ola haciéndola más fuerte y rebelde; ahí me dije “somos nada para un todo

Relato corto

Les tengo un relato corto y breve, la vida de mi amiga se desvaneció porque nadie la escucho, ni tomaron en serio sus sentimientos.

Cuando alguien se acerque a decirte algo tómalo en serio, deja que esa persona se desahogue quizás no está buscando tu consejo solo alivio para el alma y cuerpo, o con una palmadita en el hombro y decirle “todo estará bien”

Abrazos.

Abrazos duraderos o como estrella fugaz,

abrazos desde el silencio,

 en la melancolía, por segundos,

y en la soledad,

abrázame desde el cielo y rompe mi ansiedad.

Nunca será tarde para abrazar  esos abrazos que no abrazaste.

 

Asi somos, nada nos basta.

-Se gastó el amor en pendejadas, no guardo ni un poquito pa’ re-conquistarla, dijo el dinero.

-Se gastó el dinero en amor para enamorarla y ahora no voltea ni pa’ saludarlo, dijo el amor.

Un pastel.

Este año no cumplo años, no tengo nada que celebrar solo lamentos y lágrimas, de nuevo tome caminos incorrectos.

Dejaré un pastel en medio del universo, lo miraré desde lejos hasta que el el viento sople por mi las velas y los planetas bailen al son de mis silencios ahogados en las estrellas.

Me marchare cuando se duerma la luna y la galaxia deje de brillar; reiré cuando se me pase la pena y me diré: Que tonta eres pasaste un cumpleaños sin celebrar!