Archivo | mayo 2015

Cuándo fue

Cuándo fue

Cuándo fue que tus ojos me dejaron de ver.

Cuándo fue que tus labios se sellaron.

Cuándo fue que tus manos dejaron de sentir.

Cuándo fue que todos tus sentimientos dejaron de existir.

por: Jecnisse Garcia

Escribe

Se Escribe

Se escribe lo que se quiere, se quiere lo que se escribe.

Se escribe molesto a veces con modestia.

Se escriben las locuras, las locuras se escriben.

Se escribe con la razón y a veces sin razón.

Se escribe con el corazón lleno de amor ó roto, cosido y hasta descosido.

Se escribe para recordar y olvidar.

Se escribe para entretener, aliviar penas y hasta pa’ enamorar.

No Cuentes…

No cuentes tus planes.

No cuentes tus penas ni miedos.

No cuentes tus debilidades ni fortalezas.

No cuentes tus sentimientos.

No cuentes para que otros utilicen tus cuentos, con arma de doble filo…

Me Dejaste ir

Me dejaste ir por tus miedos e inseguridad.

Me dejaste ir por tu egoísmo e individualidad.

Me dejaste ir por tus dudas y desconfianza.

Me dejaste ir por no romper tu corazón y esa inseguridad de volverte a enamorar.

Me dejaste ir aún sabiendo que me amabas más.

por: Jecnisse García

Una Perla en un Cristal

“Comienza la mañana de un dia cualquiera a la semana, mi ropa del colegio ya lista de solo colocármela; desde mi cuarto observó a mi mami preparándome el desayuno también la merienda que llevaré.

Se acerca para peinarme y asegurarse de que todo esté bien, zapatos limpios, uniforme en su sitio, que no falte el lazo para el cabello, ah oídos, uñas, impecables y a desayunar que el transporte no tarda en pasar.

Toques finales dientes cepillados, manos lavaditas y merienda en el maletín, ya saliendo de casa a esperar mi transporte y todavía se ve de noche pero mi mamá dice que ya es de día.

Mi mama le gusta ver el cielo, mientras espera que pasen por mi, siempre lo observamos porque es muy curioso, ver lucecitas rojas rodeándose entre ellas, siempre en movimiento, es nuestro espectáculo familiar cada mañana, ó mejor: cada madrugada.

ya llega el transporte los besos de mi mami, sus abrazos y su bendición me hacen sentir feliz pero por poco tiempo porque la extrañaré, por la ventana observo como se devuelve y ya con el bus andando con destino al colegio, siento tristeza que estaré sin ella por unas horas que se harán largas.

De nuevo estoy con mi mamá ya casi termina el dia, ayudándome con mis tareas y ya a punto de terminarlas nos merecemos un buen postre con un poco de televisión, hasta jugar un rato que se hace de noche y hay que dormir que mañana es otro día de clases.

Mientras juego observo a mi mamá cocinando, a un lado hace el almuerzo al otro la cena, a veces la imito o la ayudo pero le da miedo si me quemo al planchar o al cocinar, dice que todavía no tengo edad que estoy muy pequeña, igual me enseña para cuando este mas grande.

Mi mamá está de aquí para allá no hay lugar donde no se esté sin hacer nada, observa y acomoda sus libros porque estudia en la universidad, prepara su uniforme para el otro dia porque trabaja, lava, barre, recoge, plancha, dobla, limpia, sirve la cena, me dice ordena tu cuarto que eso si puedes hacerlo, habla por teléfono con mi abuela, luego mi abuelo y así va terminando con sus cosas.

ya cepillándome mis dientes después de una rica cena y un buen baño, lista para irme a dormir mi mamá me arropa, hablamos, me hace reir, rezamos, un besito y hasta mañana.”

Cuando se es niño uno no entiende ni comprende esa mami superpoderosa, con tiempo para todo, para llevar las riendas del hogar, ser padre, madre, hija, hermana, chef, plomera, electricista, psicóloga, maestra, consejera, maga, recreadora, pediatra, abogada, ángel, hasta gata para defenderte con todo y garras. Lo que uno como niño entiende y siente es todo el amor y cariño que se recibe y a medida que ese niño (a) va creciendo valorará, entenderá, esa mami superpoderosa.

No todos tenemos la suerte de tener la mejor madre de mundo con defectos y virtudes, si me preguntan: Cómo definirías a tú mamá? Yo respondería: “Una perla en un Cristal”.