Archivo de etiquetas| frasescortas

Hoy.

No se puede vivir de un pasado que ya no está, ni volverá.  Para qué hacernos daño pensando, diciendo, deseando lo que quedó atrás.  “Vive el presente” o si no te gusta esa pequeña frase, vive lo que elegiste ser y continua tu camino, que el tiempo no se le ha detenido a nadie por añorar lo que ya no está.

Anuncios

Por primera vez.

Yo solo corrí tras sus besos desnudos, sus besos abandonados y heridos.

 Fui detrás de ella, como cuando un perro tiene hambre, sed y hasta frío; fui detrás de ella como la abeja a la miel, como la lluvia al suelo y el girasol al sol.

  Llegue a tu espalda, tome tu hombro te dije: – Aquí estoy, soy lo que buscas, lo  que jamás te hará falta, ni te hará sufrir. tendrás mis mañanas y desvelos. Seré tu compañía para hoy y nuestro futuro, no habrá otra en tu lugar, no habrá nadie que toque éste pequeño y conforme corazón, ni se meta en mis entrañas sacandome las mariposas, que sólo tú  pusiste ahi.  

Solo tú conoces mis gemidos en lo más profundo de mi ser, conoces mi mala costumbre de amar, mi mejor manera de tocar tu piel, mi peor manera de no decir lo que sentía a tiempo y no perderte por primera vez… Por primera vez dame una y última oportunidad.

Fuerte

Que duro es hacerte el (la) fuerte,

Cuando todos tus huesos duelen,

Cuando tus pensamientos son tan negativos,

Sientes que no respiras, que el pecho te aprieta, pero por supuesto aún respiras.

El alma no se levanta, aflojando cada músculo, cada nervio, cada órgano.

Tus piernas no la sientes, pero continúas haciéndote e inventandote ser fuerte, porque ahí en cada esquina, siempre hay un camino que continuar y descubrir.

Sé fuerte hasta que no duela.

Luisa

Luisa es la típica positiva con negatividad, ya hoy me comentó que tiene cinco meses en España, llegó como todos full motor lista para arrancar, su apoyo: hermano y su esposa, para Luisa fue fácil adaptarse ya había viajado a España dos veces, pero, ojo, como turista disfrutando de playas, paseos, restaurantes, compras.

Esta vez Luisa no llega a España como turista, sino como emigrante y sin papeles, ya su hermano Leo le tenia preparado trabajo de limpieza en hoteles; es lo único que se puede encontrar en verano y sin papeles.  A ella no le importó colgó su título de abogada para chica de limpieza, iba feliz y dispuesta, porque se asombraba como la gente con orgullo habla de su oficio y le dan valor.

Todo la deslumbraba, sus ánimos mas cargados que nunca, pero como todo extranjero que pasa por depresión y esa chispa se apaga, que al cabo de dos meses cae en cuenta que limpiar hasta los water es una mierda, que esa mora con la que le toco hacer limpieza está loca, pareciera que hubiese nacido ya con escoba y fregona, que el tiempo es una caca a la hora de tomar el reloj, porque cada habitación tiene un tiempo para limpiar y hay que ir sobre marcha, hasta la aspiradora era una mierda, cargarla subir y bajar escaleras con ella y los implementos de limpieza, ver a los días las uñas hecha porquería.

Ya a Luisa se le había acabado el encanto, igual ya se había terminado el verano no mas trabajo, no más euros, no mas aspiradora de mierda, ni moras limpiando como esclavas, con todo el respeto a otras nacionalidades, pero así lo veía Luisa.

Ahora añora hasta la marroquí con la que se hizo amiga, mas el dinero que le entraba semanal, ya no tiene trabajo la depresión la consume no quiere salir de la habitación, repetida veces dice: ya no tendré trabajo, qué hare, ahora sin papeles, en mi país si valía mi currículum, este mundo no es como el que deje, allá si vale lo que estudie, para qué me vine, jamas trabajaré aquí de lo que me gradúe, no me acostumbro. – calma ya te buscaremos algo en casa de familia o alguna casa que limpiar. Le dice su hermano Leo y cuando arregle los papeles trabajarás de lo que te graduaste.  Pero con tanta negatividad no creo que algo salga para Luisa.  

Es normal que hayan muchas Luisa por ahí en otro país,, es normal empezar ilusionados, luego abrir los ojos ver la realidad, seguir con lagrimas y tristezas siempre presentes, porque fue la decisión que tomaste.  Emigrar es de valientes.

Con sentimientos positivos hasta te puede tocar la lotería. Así que Luisa positiva.

Seguiré ahí.

Me quede en tu silencio que ahogó mi ego en los días mas soleados y grises que más te necesite.

Me quedé en tu pecho acurrucado, asustado, como un niño implorando amor y un “no te vayas”.

Me quedé en tus pupilas, en tus pestañas con cada parpadeo, cada lágrima escondida e insegura.

Me quedé para no irme, igual dejaste que me fuera, pero yo sigo ahí en cada cabello tuyo, en tus manos, tu mirada; cada huella que dejas a donde vayas yo seguiré ahi.

Qué nos paso.

Qué nos falto o qué nos sobro

Para no seguir con este amor,

Mis amigos me dicen

que no me haga mas daño

que fue mejor asì. 

No espero tu regreso

ni tus manos en mis manos

No ruego tus besos

Mis labios ya no te desean 

y mi piel ya no te recuerda

solo quisiera una explicación,

espero palabras sinceras para este corazón