Archivo | septiembre 2017

Lágrima

Baja lágrima no te quedes en mi mejilla,

Baja hasta mas no doler.

Baja que te pierdes en mis manos, cada vello, cada peca.

Baja que te absorbe como una esponja los poros de mi piel, baja hasta que se esfume la tristeza, te sople el viento y te confundas entre las gotas de la lluvia de un bonito amanecer.

Anuncios

Mi mundo.

Tú mi universo en mi mundo.

Mi mundo no es tan grande como el del universo, es pequeño, acogedor y hasta simpático.

No cualquiera entra a mi mundo te escogí a ti, porque tú me escogiste mucho antes de conocernos.  Según tú, te impacto al verme en esa foto que te mostraron, dijiste “ella es, si, con sus ojos que me matan.”

Entras a mi mundo, porque te escogí por las características del hombre que buscaba de aquella lista que me hice un dia y cuando me acordaba repetía como tenia que ser esa persona que compartiera mis días.  Ya saben la ley de atracción.

También mis ojos se enamoraron de esos ojos que brillaban como dos diamantes, que ni parpadeaban al mirarme el día que nos presentaron.

Eres perfecto para mi pequeño mundo, hay lugar un  espacio reservado para ti y para este nuevo amor.  Serás mi estrella, mi luna, mi sol, mi lluvia, mi aire, mis planetas alineados, mis nubes aterciopeladas y sobre todo el mejor amor que no había entrado a este mundo imperfecto, pero con virtudes.

Almas.

Alma que viniste a la mía

Sin avisar.

Dos almas que ya se habían encontrado

Antes de conocerse.

Almas que lo planearon todo para ese reencuentro.

Almas bondadosas sin tiempo, ni apuros, almas pacientes, testigos, cómplices, de unir dos corazones para un solo sentir.

Almas para siempre.

novios.

                               Ella mi libertad

                              Y yo su libertad.

                         

Tierra lejana

Qué pasa cuando estás en una tierra ajena por razones personales, una tierra a la que no querías llegar ni a pisar, llegas a cambios, a dejar atrás hasta tus costumbres;  mentalizarte -haré lo que me digan, si, eso lo que me digan.

  Me adaptare, aguantare, sonreire cuando tenga que hacerlo, llorare sola sin que nadie se entere, no me quejaré, no hablaré mal de mi país… Suena como no tener personalidad como guardarse tu manera de ser en un bolsillo de tu ropa o en un pañuelo, nadie te lo dice pero ya bajándote del avión sientes que mandas al diablo hasta tus creencias, o te adaptas o retrocede pero nadie querrá ir pa tras cuando el viaje ha sido 9 horas en avión.  

Lo que puedes decir es aquí estoy mundo cruel o me comes o yo  a ti, quién empieza.

Como no hay mas opción por cualquier razón, que te toco dejar de tu país, te resignas tienes nueve horas de vuelo para empezar aceptar, pensar, meditar, que tu vida cambiará, ver lo bonito lo positivo de los cambios.

Pero qué pasa cuando en esa tierra ajena conoces al amor de tu sueños, jum se pone mas interesante y llevadera la estadía, y más si no creías en el amor a primera vista.  “El amor lo puede todo” que frase más interesante y real.

Cualquier cambio brusco en la vida tiene una razón de ser, hay muchas cosas buenas que se reciben estés donde estés, siempre con optimismo sin importar que guardes tu manera de ser en un bolsillo, poco a poco la irás sacando cuando empieces a sentir confianza y seguridad.

fuerte.

Hasta que punto se puede esconder a alguien o algo, como los sentimientos, para dar entender de que todo esta bien, de que nadie te vea triste, hasta alegre o que algo te incomoda y no lo puedes gritar a los cuatros vientos.