Archivo de etiquetas| amor

La dura verdad.

Qué hay detrás de las fotos de un emigrante: tristeza+desolación, nostalgia, fuerza y fe.

Anuncios

Noche.

Cuando se apagan las luces de la tierra y empieza la noche, comienzan mis ideas.

Cuando entra esa brillante luz por un lado de la ventana, comienza mi nostalgia.

Cuando se acerca el silencio de la madrugada, comienza mis angustia.

Cuando todos duermen, yo no duermo; alguien me roba mis sueños y no es morfeo.

Cuando mi cama flota entre las nubes cargadas de sueños, yo, yo ya duermo.

 

Quiero.

Quiero mis días contigo.

Quiero tu mal humor junto al mio.

Quiero que tus besos se lleven bien con mis besos.

Quiero que tus malos ratos choquen con los mios.

Quiero que tus manos se agarren de las mías.

Quiero que tu corazón abrace al mio.

Quiero que tu alma acaricie la mía.

Hoy.

No se puede vivir de un pasado que ya no está, ni volverá.  Para qué hacernos daño pensando, diciendo, deseando lo que quedó atrás.  “Vive el presente” o si no te gusta esa pequeña frase, vive lo que elegiste ser y continua tu camino, que el tiempo no se le ha detenido a nadie por añorar lo que ya no está.

Calidad de compañía.

-Hola mi pana y la novia

– Terminamos, me dejo.

-y eso?

-No sé y eso que la llenaba de flores, chocolates, peluches, joyas y no bastó.

-Te faltó algo amigo, tiempo, calidad de tiempo de estar juntos la rutina mata, lo material en parte ayuda alimentar la rutina; digo yo quizás no se.

Me quedo contigo

Me quedo contigo, con la más bonita, con la que no se conforma con nada, pero termina conformándose.
Me quedo contigo, la que se acuesta peinada y se levanta despeinada.
Me quedo contigo la que habla y habla contradiciendo todo lo que escucha, pero al final de la noche da la razón.
Me quedo contigo con la inquieta, con la que quiere hacer mil cosas a la vez y siempre termina haciendo una.
Me quedo contigo con la que cuenta las estrellas, le da forma a las nubes y ve cada día el atardecer para pedir un deseo.
Me quedo contigo porque me escoges siempre, me enamoras cada día, me besas en la frente sin razón y cambias mis planes para incluir los tuyos junto a los mios.

Siempre contigo.

Cielo de algodón

estas frases se las escribí a mi abuelo cuando murió hace tres años.  Espero les guste.

Tan feliz estoy entre rostros angelicales, estrellas que no paran de brillar, mariposas van y vienen.

No hay tiempo ni oscuridad, solo paisajes de colores que no paran de flotar.
No hay sentimientos de tristezas, ni angustia, ni dolor.
Veo cielos infinitos, personas en una y otra dimensión, escaleras de caracol entre nubes de algodón.
Tantas almas conocidas entre flores, montañas, lagos, suspendidas en un cielo azúl, quizás blanco o rosa y hasta de cristal.
Hay un sin fin de cosas que no paro de admirar
Soy feliz, tan feliz que estoy entre nubes de algodón.