Archivo de etiquetas| sentimientos

Tristezas

– y de qué murió?

-Se ahogó con una gota de lágrima que caía por su mejilla atravesando sus dulces labios y abrazando la lengua para no caer a su garganta, la lengua la soltó llegando como estaca al corazón.

Anuncios

Somos.

Somos lo poco que esperamos de nosotros mismos

Somos lo mucho que podemos dar, pero los miedos no nos dejan avanzar.

somos únicos entre miles de humanos, genes perfectos, mentes brillantes.

somos la posibilidad de nuevos caminos.

somos el universo entero sin entenderlo, pero igual así, somos un universo del todo.

Una de esas anécdotas.

Una mañana la abuela: -vengan niñas ya nacieron los pollitos!

-Los podemos tocar abuelita.

-No, solo verlos porque la mama gallina no les dará calor y morirán de frío.

-y darles un besito.

-Su mamá es muy celosa y con su pico te picara.

-bueno vamos hermanita dejemos que la mamá gallina le de teta a los pollitos.

 

Primavera

Abrázame fuerte en silencio.  Necesito de tus brazos, eres mi nido, mi refugio, mi corazón.  Así como la primavera abraza el sol necesitando su calor, como los días que no quieren terminar  porque al sol le cuesta marchar.  Abrázame fuerte mamá que la primavera llega una vez más, presumiendo sus flores y las mariposas que no paran de bailar y nosotras que no dejamos de admirar.

Me quedo contigo

Me quedo contigo, con la más bonita, con la que no se conforma con nada, pero termina conformándose.
Me quedo contigo, la que se acuesta peinada y se levanta despeinada.
Me quedo contigo la que habla y habla contradiciendo todo lo que escucha, pero al final de la noche da la razón.
Me quedo contigo con la inquieta, con la que quiere hacer mil cosas a la vez y siempre termina haciendo una.
Me quedo contigo con la que cuenta las estrellas, le da forma a las nubes y ve cada día el atardecer para pedir un deseo.
Me quedo contigo porque me escoges siempre, me enamoras cada día, me besas en la frente sin razón y cambias mis planes para incluir los tuyos junto a los mios.

Siempre contigo.

Cielo de algodón

estas frases se las escribí a mi abuelo cuando murió hace tres años.  Espero les guste.

Tan feliz estoy entre rostros angelicales, estrellas que no paran de brillar, mariposas van y vienen.

No hay tiempo ni oscuridad, solo paisajes de colores que no paran de flotar.
No hay sentimientos de tristezas, ni angustia, ni dolor.
Veo cielos infinitos, personas en una y otra dimensión, escaleras de caracol entre nubes de algodón.
Tantas almas conocidas entre flores, montañas, lagos, suspendidas en un cielo azúl, quizás blanco o rosa y hasta de cristal.
Hay un sin fin de cosas que no paro de admirar
Soy feliz, tan feliz que estoy entre nubes de algodón.