Archivos

Difícil

Si no es fácil vivir

mucho menos convivir.

Anuncios

Tristezas

– y de qué murió?

-Se ahogó con una gota de lágrima que caía por su mejilla atravesando sus dulces labios y abrazando la lengua para no caer a su garganta, la lengua la soltó llegando como estaca al corazón.

Tiempos.

Cuando era pequeña pensaba que todas las personas eran buenas, que el mundo con sus situaciones eran fáciles.  No veía noticias, ni me interesaba la política, no sabía de tanta maldad entre los humanos, lo más cruel que pude ver en un artículo del periódico que se me quedó grabado fue un camión volteado y todas las naranjas que llevaban estaban en el suelo… Pensaba pobre hombre cómo hará para recoger las naranjas una por una.  Mis abuelo decían que el periódico era para los grandes.  Ahora mi hija de cinco años sabe de dictadura, de democracia, de los malos y buenos políticos, sabe que hay personas  buenas otras que matan, matan hasta por robar un pan.  Así está nuestros tiempos.  Ya nada nos asombrará.

Triste.

Se que te sientes así

con tristezas,

con ganas de llorar,

con desgano.

Con miles de carga encima, que solo tu espalda sabe el peso que cargas.

Se que te sientes así porque a veces no sabemos lo que queremos, porque el destino y sus consecuencias nos cambia de camino y ese camino tiene mas rocas que piedritas, no trajiste los zapatos adecuados pero si una mente que se adecua a todo.

Lloramos más que en vez de reír,

morimos más en vez de vivir,

no culpemos,

Es nuestra naturaleza propia y única de ser y el estar tristes.

Eres

Eres todo lo bonito que alguien espera de ti,

eres todo lo prohibido que nadie quiere de ti,

eres lo imposible

lo tentador

lo inusual

y elegante.

 

Ilusión.

Ella se dejó llevar por su mirada el día que los presentaron, era el día perfecto, el día que toda mujer espera de sentir ese un no se qué, ese flechazo, esa chispa, ese cosquilleo con coqueteo.  Él por primera vez sabe lo que es sentir que el tiempo se detiene, se detiene en ese momento que siente su calor, su sensual mirada, sus labios saludándolo para decir su nombre y un “hola cómo estás”.  

Eso, es el comienzo de una ilusión, una ilusión que no se sabe dónde va parar y cuánto durará.