Luisa

Luisa es la típica positiva con negatividad, ya hoy me comentó que tiene cinco meses en España, llegó como todos full motor lista para arrancar, su apoyo: hermano y su esposa, para Luisa fue fácil adaptarse ya había viajado a España dos veces, pero, ojo, como turista disfrutando de playas, paseos, restaurantes, compras.

Esta vez Luisa no llega a España como turista, sino como emigrante y sin papeles, ya su hermano Leo le tenia preparado trabajo de limpieza en hoteles; es lo único que se puede encontrar en verano y sin papeles.  A ella no le importó colgó su título de abogada para chica de limpieza, iba feliz y dispuesta, porque se asombraba como la gente con orgullo habla de su oficio y le dan valor.

Todo la deslumbraba, sus ánimos mas cargados que nunca, pero como todo extranjero que pasa por depresión y esa chispa se apaga, que al cabo de dos meses cae en cuenta que limpiar hasta los water es una mierda, que esa mora con la que le toco hacer limpieza está loca, pareciera que hubiese nacido ya con escoba y fregona, que el tiempo es una caca a la hora de tomar el reloj, porque cada habitación tiene un tiempo para limpiar y hay que ir sobre marcha, hasta la aspiradora era una mierda, cargarla subir y bajar escaleras con ella y los implementos de limpieza, ver a los días las uñas hecha porquería.

Ya a Luisa se le había acabado el encanto, igual ya se había terminado el verano no mas trabajo, no más euros, no mas aspiradora de mierda, ni moras limpiando como esclavas, con todo el respeto a otras nacionalidades, pero así lo veía Luisa.

Ahora añora hasta la marroquí con la que se hizo amiga, mas el dinero que le entraba semanal, ya no tiene trabajo la depresión la consume no quiere salir de la habitación, repetida veces dice: ya no tendré trabajo, qué hare, ahora sin papeles, en mi país si valía mi currículum, este mundo no es como el que deje, allá si vale lo que estudie, para qué me vine, jamas trabajaré aquí de lo que me gradúe, no me acostumbro. – calma ya te buscaremos algo en casa de familia o alguna casa que limpiar. Le dice su hermano Leo y cuando arregle los papeles trabajarás de lo que te graduaste.  Pero con tanta negatividad no creo que algo salga para Luisa.  

Es normal que hayan muchas Luisa por ahí en otro país,, es normal empezar ilusionados, luego abrir los ojos ver la realidad, seguir con lagrimas y tristezas siempre presentes, porque fue la decisión que tomaste.  Emigrar es de valientes.

Con sentimientos positivos hasta te puede tocar la lotería. Así que Luisa positiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s