Memoria de los abuelos. V parte

Tarareando tangos mi abuelo está.

Presto su atención.

Presumiendo su voz continúa sin cesar.

De mi voz salió – abuelo por qué no fuiste un gran cantante?.

– Porque al hacerme hombre, la vida me puso fue carreteras para asfaltar y así trabajar sin descansar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s