Inocencia.

ninoestrella

No contaba las estrellas ni esperaba una estrella fugaz,

Solo perdía su mirada hacia ese cielo azul, negro y gris.

Cada noche Pablito salia al jardín,

en busca de ese cielo inmenso,

esperando la llegada de su papá.

Molesto un día, le reclama a su mamá:

– me dijiste que mi papá fue al cielo y aún lo espero,

que mi papá está bien allá, pero yo estoy muy mal sin él.

Le pido al cielo que por favor, me lo devuelva ya!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s